Usted está en: Libros / El Gabinismo contado a nuestros hijos. Crónica de una alcaldía incomparable

El Gabinismo contado a nuestros hijos. Crónica de una alcaldía incomparable

David Remartínez, Gonzalo Díaz-Rubín

Colección: Trea Varia
Materias: Historia, Asturias, Varios
  • Edición en papel Formato: 17 x 24
    Páginas: 224
    Peso: 0.5 Kg
    ISBN: 978-84-17140-72-4
    Año: 2018
    20,00€

Con este libro, querido lector, usted se va a reír. Y bastante. David Remartínez y Gonzalo Díaz-Rubín, ambos periodistas, ambos cuarentones, ambos algo descerebrados, plantean un relato de la alcaldía de Gabino de Lorenzo tan exhaustivo en sus datos como disparatado en su interpretación. No encontrarán otro libro parecido: sus autores idolatran al que fuera regidor de Oviedo entre 1991 y 2012, un político tan amado como odiado cuya biografía y milagros repasan con pelos y señales y absoluta admiración militante. Esta defensa a ultranza de las dos décadas en las que De Lorenzo transformó la capital de Asturias, una apología dirigida a las nuevas generaciones, expone ante los ojos de sus mayores un retrato de la ciudad que no dejará impasible a nadie, ni a los gabinistas ni a los antigabinistas, porque resume una época frenética, un populismo infalible y una forma de manejar el erario público cuyas consecuencias todavía hoy son palpables (lo de aquella célebre frase: «La ciudad está hecha, ahora solo hay que pagarla»). El retrato de ese Oviedo endeudado hasta las cejas pero hinchado de satisfacción es fundamental para entender esta Asturias nuestra de hoy. Si usted todavía no tiene una opinión al respecto, este es sin duda el libro más adecuado para empezar a formársela. Si usted cree saberlo todo de Gabino, este es el libro que le demostrará lo contrario. Pasen y lean, y rían; y sobre todo, discutan. Porque El Gabinismo contado a nuestros hijos es, debajo de toda su parafernalia satírica, una invitación a la reflexión.


David Remartínez (Zaragoza, 1971) es maño hasta la médula. También es ovetense, por gestación subrogada. Estudió en la Universidad Pontificia de Salamanca, o eso cree recordar. Su sueño siempre ha sido trabajar en la revista Caballo y Sabueso, sin que hasta la fecha su currículum profesional haya merecido semejante fichaje. Ha sido periodista bajo distintos formatos en Antena 3, la Cope, El Comercio, El Diario Montañés o Vanity Fair, llevando cafés, sujetando micrófonos, escribiendo a dos dedos u organizando páginas webs. Jamás ha destacado en ningún campo. Le gusta hacer pan, leer tebeos de Calvin y Hobbes y escuchar cómo su madre le echa la bronca por llamarla poco. 


Gonzalo Díaz-Rubín (Oviedo, 1975) nació en el Sanatorio Miñor, hoy tan del gabinismo que está ocupado sin convenio por una fundación privada y tiene vistas a Villa Magdalena. Periodista por la ucm, padre de dos pequeños gabinistas, que aman los cockers y los caballos, y pescador. Junta letras en El Comercio desde hace quince años y antes lo hizo en La Nueva España, La Voz de Asturias o 20 Minutos. Cree que nos pasa poco para todo lo que hacemos, que, si prestásemos más atención a lo que sucede alrededor, nos daríamos a la bebida. Cuenta entre sus escasos éxitos profesionales un reportaje sobre cangrejos de río y una crónica radiofónica sobre una reunión entre Gabino y Cascos que nunca se produjo. Una vez tuvo que desmentir lo de Ricky Martin, el fuagrás y el armario. No le creyó ni el Defensor del Menor de Andalucía.